Se aprobaron drogas duras como cocaína y heroína en el estado de Oregon, Estados Unidos.

En Oregon, Estados Unidos, se despenalizó la posesión de drogas duras como la cocaína, la heroína y la metanfetamina en pequeñas dosis. Al favorecer la demanda de drogas se crea un incentivo para aumentar la oferta.