Datos duros sobre el daño por el tabaco y el alcohol.

Descubrimos que en México se venden sustancias para inducir el aborto con un proceso muy sencillo: se hace mediante mensaje de texto, sin receta médica, sin advertir riesgos y sin comprobar el estado del embarazo ni la salud de la mujer, incluso hasta la semana 12 de gestación, aún y cuando no se recomienda a partir de la 9.