Una líder provida de El Salvador ha denunciado que la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (OHCHR por sus siglas en inglés) ha manipulado información sobre el caso de Marina de los Ángeles Portillo, quien fue sentenciada a 35 años de cárcel en el 2007 por el asesinato de su bebé en ese país.

La activista provida señaló que es falso que la mujer fuera encarcelada por una “complicación obstétrica”, como señaló la OHCHR. En el 2007 el cuerpo de la bebé fue encontrado por la policía con un calcetín alrededor de su cuello. El médico forense determinó que la causa de su muerte fue asfixia por estrangulamiento [1]. La OHCHR ha presionado a El Salvador para que “armonice la legislación del aborto” para “evitar nuevos encarcelamientos” [2].

Es inaceptable que se distorsionen los hechos para presentar como aborto espontáneo algo que en realidad fue un infanticidio. Además, es criticable que la ONU no respete la soberanía de El Salvador e intente vulnerar la protección del derecho a la vida antes de nacer.

ConParticipación

Fuente:

[1] https://www.lifesitenews.com/news/did-un-manipulate-a-case-of-infanticide-to-legalize-abortion-in-el-salvador

[2] Ibíd.