Los temas de salud y cambio climático son ahora prioritarios para muchos países, aspecto que se ha podido constatar en el informe de la encuesta mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre salud y cambio climático de 2021. El documento reporta que más de tres cuartas partes de los países encuestados ya han elaborado planes y estrategias nacionales sobre estos temas [1].

Sin embargo, lo anterior se ve ensombrecido por un común denominador: los países carecen de lo necesario para enfrentar los efectos del cambio climático sobre la salud. La encuesta indica que el 70% de los países consideran insuficiente la financiación y que no cuentan con recursos humanos, aspectos que son obstáculos para aplicar los planes nacionales sobre salud y cambio climático. Durante la COP 26 (26.a Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) se instó a los países a brindar apoyo a aquellas naciones que necesitan proteger la salud ante el cambio climático, el cual afecta en mayor medida a grupos desfavorecidos como las comunidades pobres, minorías étnicas, migrantes y desplazados, personas mayores, mujeres y niños [2].

Es positivo que los países se sumen a la lucha para combatir el cambio climático, sin embargo, resalta la carencia de presupuesto para manejar esta problemática en muchas naciones porque su enfoque está por el momento en atender la contingencia sanitaria. Sería importante que una vez que se atienda lo más prioritario de esta crisis mundial de salud, se busque implementar políticas que ayuden a resolver los efectos del cambio climático en la salud.

ConParticipación

Fuentes:

[1] https://www.who.int/es/news/item/08-11-2021-many-countries-are-prioritizing-health-and-climate-change-but-lack-funds-to-take-action

[2] Ibíd.