Un estudio realizado por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG), arrojó que en dicha entidad el 48% de los niños, niñas y adolescentes, es decir, unos 882 000 menores, viven en hogares en pobreza. El estudio, llamado “Diagnóstico sobre la situación de las infancias y adolescencias”, buscaba tener información de referencia para luego implementar políticas públicas sobre el tema [1].

En Guanajuato hay 1.9 millones de niños y adolescentes entre 0 y 17 años, lo que representa el 32% de la población. Tania Ramírez Hernández, directora ejecutiva de Redim, señaló que “el 28% de la infancia y adolescencia vive en un hogar que presenta carencia por acceso a la alimentación, en donde por falta de dinero, recursos, no tuvieron una alimentación variada”. Otro problema es el de la inseguridad que sufren los menores. El 40% de los niños y adolescentes guanajuatenses que participaron en la consulta del Instituto Electoral a nivel nacional, señalaron que los principales riesgos que enfrentan en su comunidad son el robo y la inseguridad en las calles [2].

Preocupa que niños y adolescentes de México no tengan suficientemente cubiertas necesidades básicas como el alimento, y que sufran de inseguridad y violencia en su entorno. Los resultados de este diagnóstico realizado en Guanajuato, deben impulsar a las autoridades locales a tomar acciones concretas para resolver estas necesidades, con el fin de lograr que los menores tengan un desarrollo físico, psicológico y social sano.

ConParticipación

Fuentes:

[1] https://www.infotecnia.mx/e-news/nl_img.php?l=7265636f727465732f706572696f6469636f732f31353334343730&id_nota=1534470&tipo_medio=p

[2] Ibíd.