En México y Latinoamérica se habla del aborto para lograr que ignoremos la vida del hijo o hija antes de nacer. No obstante, ¿a alguien le interesa que se legalice el aborto? ¿Hay información real y objetiva que demuestre que existen intereses económicos?

Te sigo contando sobre International Planned Parenthood Federation [1], la organización abortista más grande del mundo. En un boletín anterior te comentaba que esta organización recibe cantidades millonarias por el negocio del aborto; la sucursal de Estados Unidos recibió $563.8 millones de dólares de fondos públicos entre 2017 y 2018 [2]. Sin embargo, a pesar de que el lema de esta organización es dedicarse a la salud reproductiva [3], en el 2014, David Daleiden, fundador de Center for Medical Progress [4], descubrió que el negocio de Planned Parenthood incluía la venta de partes de bebés [5]. Es incongruente que una institución diga que se dedica a la salud cuando dentro de sus actividades está asesinar seres inocentes y además, vender sus partes.

Como te decía, David Daleiden coordinó una investigación en la que se realizaron grabaciones a ejecutivos de Planned Parenthood. En ellas se ponía al descubierto que las partes de los cuerpos de los bebés abortados eran vendidas [6]. Eso es ilegal e inhumano. A continuación te comparto la liga en donde puedes encontrar las conversaciones grabadas para que puedas comprobar los hechos por ti mismo: https://www.centerformedicalprogress.org/cmp/investigative-footage/.

Refiriéndose a estas ventas, en un video escucharás a una mujer que dice que se prefiere el “corazón intacto” (del pequeño abortado) y en otro más se pregunta por el manejo del “tejido cerebral” (del pequeño abortado), entre otras conversaciones. Es un dato curioso el que en estas grabaciones los ejecutivos de Planned Parenthood se refieran a partes concretas del cuerpo «del bebé», -partes de un cuerpo humano- cuando generalmente en las clínicas de Planned Parenthood, y en muchas otras donde se practican abortos, se les dice a las mujeres que acuden que sus bebés solo son “un montón de células”, y rara vez se hace referencia al bebé como un ser humano. A continuación te comparto un video de una de estas conversaciones que muestra las partes de un bebé abortado:


Irónicamente Planned Parenthood demandó a David Daleiden por exhibir esos videos, y exigió aproximadamente 20 millones de dólares por pago de daños que tenían que ver con incitar la provocación de amenazas y violencia en contra de la organización, entre otras cosas [7]. Sin embargo, el juez encargado del caso decidió pronunciarse solo en cuanto a los daños por intrusiones en el espacio de Planned Parenthood, pero no accedió a la demanda millonaria por daños respecto a la exhibición de esos videos. El monto se reducirá aproximadamente a 100,000 dólares, el cual está pendiente de dictaminarse a partir del 30 de septiembre. Respecto a lo decidido por el juez, la noticia de Center for Medical Progress dice lo siguiente:

“El juez Orrick escribió que estaba ‘inclinado a excluir del caso todos los daños que se derivan de las reacciones de terceros al lanzamiento de las grabaciones de video como daños inadmisibles prohibidos por la Primera Enmienda en ausencia de un reclamo de difamación’. El juez Orrick dejó en su lugar solo ‘daños para investigar intrusiones’ en el espacio de Planned Parenthood y ‘mejoras en las medidas de seguridad de acceso para conferencias e instalaciones’, así como daños nominales y legales. El fallo reduce significativamente la demanda de Planned Parenthood, reduciendo potencialmente más de $20 millones en cuestión a menos de $ 100,000” [8].

El aborto es un negocio para muchas personas. Quitarle la vida a miles y miles de inocentes se usa como fuente de ingresos que recuerdan momentos oscuros de la historia del siglo XX.

En México y Latinoamérica el aborto implica dinero, implica productos químicos, compuestos farmacéuticos, materiales sanitarios, y contratos multimillonarios. ¿Les importa salvar vidas? ¿O les importa el dinero que pueden obtener quitándole la vida a un hijo?

Actúa ya. Aquí te damos algunas sugerencias de cómo puedes hacerlo:

  1.  Súmate a nuestras listas de información.
  2.  Acude a ver la película «Inesperado» que se estrenará a finales de septiembre en México en las salas de Cinemex.
  3. Si en tu ciudad se hacen actividades masivas a favor del derecho a la vida, acude con tu familia.

ConParticipación

 

Fuentes:
[1] https://www.ippf.org/about-us
[2] https://www.plannedparenthood.org/uploads/filer_public/80/d7/80d7d7c7-977c-4036-9c61-b3801741b441/190118-annualreport18-p01.pdf
[3] https://www.plannedparenthood.org/es/sobre-nosotros/quienes-somos
[4] https://www.centerformedicalprogress.org/
[5] http://www.centerformedicalprogress.org/cmp/investigative-footage/
[6] Ibíd.
[7] http://www.centerformedicalprogress.org/author/david/
[8] Ibíd.