Planned Parenthood (PP) es una de las empresas proveedoras de abortos más grandes del mundo. Tan solo en Estados Unidos cometió en promedio 334 000 al año, según los mismos reportes de esta organización, desde 2014 a 2020 [1]. Gran parte de este negocio —que lucra con la vida de cientos de miles de bebés y engaña a igual número de mujeres—, está en su forma de recaudar fondos económicos del gobierno y empresas para hacer que su imperio de clínicas abortistas en todo el mundo siga creciendo [2].

Parte de la estrategia para seguir recaudando miles de millones de dólares al año consiste en construir una narrativa que muestre a PP como una “clínica para el cuidado de la salud” de la mujer y no como un centro proveedor de abortos. Una muestra de ello es que sus declaraciones oficiales, sus reportes anuales, su sitio web, así como las figuras públicas promotoras de PP, señalan constantemente que solo el 3% de los servicios que ofrecen son abortos, y que el resto son otros servicios relacionados con la atención a la salud de las mujeres. Hay que mencionar que la persona encargada de verificar información del periódico The Washington Post calificó como “bastante engañosa” la famosa cifra del 3% [3].

La organización estadounidense Live Action se dio a la tarea de investigar el 3%. Una prueba de que PP está totalmente enfocado en el negocio del aborto es que en su reporte anual 2019-2020 [4] refirieron a 2 667 bebés en adopción y en ese mismo año realizaron 354 871 abortos. Por tanto, si una mujer embarazada ingresa a un centro de PP, su bebé tiene una posibilidad entre 133 de ser referido a un proceso de adopción (354 871 abortos dividido entre 2 667 bebés referidos para adopción, nos da la cifra de 133). En otras palabras, PP tiene 132 razones para sugerir la muerte del hijo en gestación y una para darle el beneficio de la duda. ¿Será que algo está amañado en sus espacios de asesoramiento? [5]. 

En cuanto al número de abortos realizados por PP en el periodo 2019-2020, cabe mencionar que representan el 38.15% del total de abortos cometidos en 2020 en Estados Unidos. Dicha estadística se calcula a partir de la cifra de abortos realizados en 2020 en el país norteamericano reportada por el Instituto Guttmacher, que fue de 930 160 [6]. Si dividimos 354 871 abortos que reportó PP en el periodo 2019-2020, entre los abortos que se cometieron en 2020 en todo el país, el porcentaje resultante es del 38.15%. Esta cifra es significativa: casi el 40% de los abortos en Estados Unidos se han cometido a manos de la organización Planned Parenthood.

El mito del 3%

Decíamos que Planned Parenthood comete en promedio 334 000 abortos al año tan solo en Estados Unidos. Si tomamos la cifra total de abortos cometidos que arroja su reporte 2019-202, que fue de 354 871, sabemos que en promedio realizan 972.24 abortos al día, o 40 abortos cada hora [7]. 

Para conocer la realidad de lo que sucede dentro en los centros de PP y comenzar a desmentir el famoso 3%, Live Action dividió el número de pacientes que atendió en un año la organización abortista, entre el número de abortos que realizó el mismo periodo, para sacar una proporción de cuántas de las pacientes que visitan PP, en vez de atender su salud lo que hacen es abortar. Para obtener las cifras más actualizadas, en ConParticipación hicimos el mismo ejercicio pero con las últimas cifras disponibles. De 2019 a 2020, PP tuvo 2.4 millones de pacientes y realizó 354 871 abortos, por lo que 1 de cada 6 pacientes que visitó los centros de PP se realizó un aborto [8].

Este dato es suficiente para desmentir el 3%, pues no son 1 de 33 mujeres las que acuden a las clínicas para realizarse un aborto, sino 1 de cada 6 las que lo hacen. 

En el próximo blog continuaremos comentando de qué forma Planned Parenthood ha logrado que parezca que solo el 3% de sus servicios corresponden a la ejecución de abortos.

Conocer estas cifras nos ayuda a poner en perspectiva la magnitud del negocio del aborto en Estados Unidos, pero también debe hacernos reflexionar sobre la situación del aborto en nuestro país. Como sabes cada vez más estados han despenalizado el aborto y esto abre la posibilidad de que haya cada vez más centros abortistas en México. Sigamos trabajando para que en primer lugar, esta información sobre el negocio del aborto se dé a conocer, y en segundo, para que tomemos más conciencia de la gravedad de que se lucre con la vida de tantos hijos en gestación. Unamos esfuerzos para que al igual que en Estados Unidos, las leyes reconozcan que el aborto no es un derecho. Hagamos que el aborto sea impensable.

ConParticipación

Fuentes:

[1] Cifra calculada por ConParticipación, según los reportes anuales de Planned Parenthood. El último reporte se puede consultar en: https://www.plannedparenthood.org/es/sobre-nosotros

[2] Reporte Anual 2019-2020 Planned Parenthood: https://www.plannedparenthood.org/uploads/filer_public/67/30/67305ea1-8da2-4cee-9191-19228c1d6f70/210219-annual-report-2019-2020-web-final.pdf (p.35)

[3] https://www.washingtonpost.com/news/fact-checker/wp/2015/08/12/for-planned-parenthood-abortion-stats-3-percent-and-94-percent-are-both-misleading/

[4] Reporte Anual 2019-2020 Planned Parenthood, p.35.

[5] https://www.liveaction.org/learn/3percent/

[6] https://www.guttmacher.org/article/2022/06/long-term-decline-us-abortions-reverses-showing-rising-need-abortion-supreme-court#

[7] Reporte Anual 2019-2020 Planned Parenthood, p.35.

[8] Ibíd.